domingo, 8 de marzo de 2009

LA RECIÉN LLEGADA - EL GOZO Y LA DUDA INTELECTUAL

[“Vivir en la Tierra es precioso. Incluye un viaje alrededor del Sol todos los años”].
["La oscuridad nos envuelve a todos pero, mientras el sabio tropieza en alguna pared, el ignorante permanece tranquilo en el centro de la estancia” (Anatole France)].

Cuando nacemos nos regalan un mundo que está por crecer al mismo tiempo que nosotros, un mundo ligado perennemente a nosotros allí dónde y cuándo nos haya tocado casualmente nacer. Platón decía que todo conocimiento es sólo recuerdo. Salomón dijo que toda novedad es sólo olvido. Ortega y Gasset dijo que vivir es haber caído prisionero de un contorno inexorable. Olvido o recuerdo, aprender – y comprender lo aprendido – en este momento y en este lugar que me está tocando vivir, es un verdadero gozo. Es uno de mis estímulos más poderosos para vivir. Cada vez que aprendo algo, que lo comprendo, que lo leo, que lo veo o que lo escucho, esa sensación como de recién – y, siempre, bien - llegada, me llena de energía y de felicidad.

Jorge Wagensberg tiene un libro dedicado a este tema - “El gozo intelectual” – y, como no podía ser de otra manera, en él me he inspirado porque me vi reflejada cuando lo leí, y me sigo viendo reflejada ahora que lo estoy releyendo…y además lo describe (y lo escribe) muy bien, por lo que os lo recomiendo.

Ángela Becerra (escritora colombiana, de Cali, afincada en España, con más de un premio, idealista mágica – es como la describen – y que creo que ya la he nombrado en algún otro post, si no me falla la memoria) publicó una mini columna en un rincón de la contraportada de uno de los miles de periódicos gratuitos que nos dan cada mañana en las ciudades, que no tiene desperdicio, y que tituló “Elogio a la curiosidad”. Ahí dice cosas tan preciosas y tan bien dichas como estas: “La curiosidad es la linterna del cerebro”, “Cuando el cerebro tiene hambre la saliva que segrega se llama curiosidad”, “A nuestro cuerpo es prudente mantenerlo dentro de una dieta, a nuestro cerebro jamás”, “Al final cada uno es la suma de sus conocimientos y la multiplicación de sus razonamientos”, o “La curiosidad infantil es infinita. De adultos, lo peor de esa anorexia intelectual, es que, a diferencia de la física, es invisible”. ¡Maravillosa forma de empezar este artículo!

No recuerdo dónde leí que lo desconocido lo sigue siendo porque hasta ahora nadie se ha propuesto explicarlo, es como una ignorancia relativa. Y es que la ciencia tiene un pasado maravilloso por delante. En todos sitios y de tod@s se puede aprender algo, sólo hay que querer hacerlo, estar atent@ y ser curios@ [Hasta en el cine se puede aprender mucho del amor….si no te distrae mucho la película :-)].

Todo empieza por sorprenderse de lo cotidiano. No es lo mismo, como dice Wagensberg, “comprender” que “estar acostumbrado a”. Podemos estar acostumbrados a lo cotidiano, pero no comprender por qué pasan así las cosas. Si nos preguntamos el porqué de las cosas y de los seres vivos – como cuando éramos niños – ya no hay marcha atrás, ya hemos abierto la caja de Pandora, y un conocimiento llevará a otro, formando una cadena interminable e inabarcable (es importante ya que lo tengamos claro) que nos llenará de gozo. Incluso las personas más longevas apenas viven 700.000 horas. No hay tiempo, pero disfrutémoslo.

Y no hay temas incomprensibles. Se trata de saber trasladarlos (o pedir que nos los trasladen) a algo cotidiano y tangible – y con palabras claras – para que tengamos la enorme alegría de entenderlos. No se trata de ser especialistas en todo y en nada, sino de entender dónde, cuándo y en qué cuerpo nos ha tocado vivir. Feynman – conocido como es que, por su formación, los físicos siempre se están picando con los matemáticos, y viceversa – ya dijo que “si pones un teorema matemático en palabras de la calle, queda siempre algo ridículamente obvio”. Tomemos por ejemplo el Teorema de Bolzano que dice que si f(x) es continua en un intervalo y cambia de signo en el interior del mismo, existe un punto C perteneciente al intervalo en el que f(x)=0…o sea – sin asustarse – esto quiere decir que, si ahora es de día y luego es de noche, en algún momento ha anochecido. O incluso que, si ahora estás en la playa y luego estás buceando, en algún momento habrás entrado al mar (Sacado del Blog Curioso Pero Inútil) ¿A qué se entiende diferente? :-)

No puedo dejar de hablaros aquí de uno de los mejores artículos que he leído en el mismo blog que acabo de citar de Curioso Pero Inútil…y, en general, uno de los mejores que he leído en todo lo que he llegado a leer hasta ahora. Es el que ellos llaman “El teorema del punto fijo y la vida real” que dice así: “Este teorema demuestra que dado un conjunto inicial y uno final, y una aplicación que los relacione, siempre que se cumplan ciertas condiciones algo obtusas, habrá un punto del espacio final que será el mismo del espacio inicial”. Ponen varios ejemplos, pero me quedo con uno de la vida diaria. “Sea un café con leche en reposo dentro de su taza. Si suponemos que el café es un continuo, y que nada del café se queda en la cuchara al removerlo, el teorema nos dice que, tras remover y esperar a que el café quede de nuevo en reposo, al menos uno de los puntos del café está en el mismo sitio que estaba antes de remover. ¿No es maravilloso? :-)

Y el mundo está lleno de preguntas, preguntas sin respuesta, preguntas autorreferenciales, preguntas que seguro tienen respuesta pero que yo no las conozco…¿Porqué al calor se le llama buen tiempo y al frío mal tiempo? Los sentimientos pueden ser buenos o malos ¿Por qué decir en sentido peyorativo que una persona no tiene sentimientos? Cuando sale al mercado una nueva marca de comida para perros con la publicidad de buena ¿quién la ha probado antes? ¿Cómo pueden saber los ciegos que han terminado de limpiarse cuando van al WC? ¿Hasta dónde llegaría el agua del mar si no fuera por las esponjas de mar? ¿Por qué para apagar Windows hay que ir al botón de inicio? ¿Por qué “todo junto” se escribe separado y “separado” se escribe todo junto?...¡¡¡¡miles de preguntas!!!! :-)

“Al nacer un bebé es cuando se le hace el ombligo. Se le corta el cordón umbilical y el niño pasa a ser con cable a ser inalámbrico. Pasa de fijo a móvil. La comadrona hace lo que puede pero claro, es que por muy bien que lo hagas, un zurcido ahí…se ve. La culpa es de Dios que es un prisas. Si el ombligo va a ser un zurcido...no lo pongas ahí que se ve. Yo hago el mundo en 7 días…ya…pero mira los acabados. El ombligo lo pones debajo del sobaco, no se ve, y no haces mal a nadie” (Extracto de un texto de Luís Piedrahita del libro “Un cacahuete flotando en una piscina sigue ¿siendo un fruto seco?”. Te suena, DG ;-))

"El Génesis dice que durante el Diluvio quedaron cubiertos todos los montes sobre la faz de la Tierra. Si se toma esto literalmente resulta que la capa de agua sobre la Tierra tendría entre 5000 o 6000 metros de grosor, lo que equivale a más de 2500 millones de km cúbicos de agua. Como, según el relato, el Diluvio duró 40 días con sus noches, es decir 960 horas, la tasa de caída de la lluvia ha de haber sido por lo menos de 5 metros por hora, suficiente para echar a pique un avión y con mayor motivo un arca cargada con miles de animales a bordo" (John Allen Paulos en “El hombre anumérico”).

"Tenemos un tipo de visión tricromática (rojo, verde y azul). Nuestros antepasados y, entre ellos, nuestros primeros ancestros, tenían visión dicromática (verde y azul) y luego experimentaron la mutación de un gen para una proteína fotorreceptora que cambió su sensibilidad también a la luz roja. Las investigaciones actuales apuntan a la existencia de variaciones en esta visión del espectro rojo. Analizaron en 136 personas el único gen que codifica una proteína sensible al rojo, y encontraron 85 variantes (un porcentaje que triplica lo que cabría esperar de otros genes). Es probable que esta variación otorgue a cada un@ de nosotr@s una perspectiva única de los matices. Un pequeño grupo de mujeres, además, puede experimentar una visión del color aún más diferenciada porque posee un fotopigmento rojo extra. Pueden ser capaces de distinguir colores que al resto de nosotros nos parecen idénticos, permitiéndoles ver un sutil mundo de color que la mayor parte de la Humanidad no podrá nunca apreciar". No se sabe porqué esta característica es exclusiva de las mujeres (Jennifer Ackerman en “Un día en la vida del cuerpo humano”).

¿Por qué es verde la vegetación? Porqué la vegetación vive gracias a la función clorofílica. Gracias a ella la planta obtiene energía de la luz solar y fabrica glucosa para almacenarla.Y resulta que la clorofila, un pigmento verde, es la molécula fundamental del proceso. Pero las plantas acuáticas también viven gracias a la función clorofílica, ¿cómo es posible que en el mar puedan encontrarse plantas de otros colores? Bueno, la clorofila es verde y la planta lo será también si en ella predomina este pigmento. Pero no es el único pigmento de forma que si en otra planta predomina el pigmento rojo, la planta será roja sin que ello impida la función clorofílica. Esto nos obliga a cambiar la pregunta inicial a ¿por qué es verde la vegetación terrestre? La vegetación terrestre y la acuática tienen algo en común: la primera procede de la segunda, es decir, algunas plantas conquistaron tierra firme. Seguro que lo estuvieron intentando durante millones de años, y seguro que entre las primeras plantas que lo intentaron había de todos los colores, pero el grupo que consiguió permanecer, sobrevivir y multiplicarse fue el de las plantas acuáticas de color verde. Todas las plantas terrestres proceden en verdad de un grupo de algas verdes. Pero en el Mediterráneo se observan grupos de plantas acuáticas con flores (La posidonia) ¿qué hace una planta con flores en el agua? ¿No será una planta terrestre que regresa al agua después de millones de años?...y así podríamos seguir trazando maravillosos círculos alrededor. Este es el método que defiende Jorge Wagensberg en su libro “El gozo intelectual” (¿Te suena, A? :-)).

Libros sobre esto, además de los que han ido saliendo en el texto, hay muchísimos: “El canon” de Natalie Angier, “Una breve historia de casi todo” de Bill Bryson, “El Cisne Negro” de Nassim Nicholas Taleb, “Viaje por las mentiras de la Historia Universal” de Santiago Tarín…cualquiera de la lista que hay en mi blog aporta horas y horas de felicidad, cada uno en su tema....pero, claro, que voy a decir yo ;-)

Hasta aquí llego por hoy. Espero haber estimulado vuestra curiosidad, haberos hecho sonreír, y, sobre todo, haberos hecho gozar.

Un saludo a tod@s.

PD: Os recomiendo el doble artículo que Sergio Parra publicó en su blog “Ocultando el sol con la cabeza de un alfiler” que se llama “Sobre la gente que no lee”.

PD: Os recomiendo todo el blog de Curioso Pero Inútil. Nada tiene desperdicio y animo desde aquí a sus administradores para que retomen las publicaciones cuanto antes. ¡Las echo de menos!

PD: Os recomendaría tantos libros,tantos blogs y tantas cosas que no me caben aquí...Os recomiendo GOZAR :-)

12 comentarios:

Rupit (Ricardo Texidó) / Pruit (Núria Tabares) dijo...

Apurando los segundos que hacen inevitable lo evitable, tener que ir a trabajar. He decidido antes parar por la esquina cercana de este blog, donde la ciencia es muy palpable para darse cuenta que todo no es ciencia. La emoción y el sentimiento interior es incalculable para cada persona. Tenemos que ser observadores de nuestro alrededor para apreciar todas las cosas bellas que nos envuelven. Caemos en la trampa de una tendencia innata de recordar las cosas desagradables del día y hacemos que en la báscula pesen mucho más. Pero en nuestra actitud, en pararse un minuto a leer un pequeño artículo, pensar en flores que habitan el el mar, es quizás, la diferencia de sentirse libre y muy viva. Buenos días.

Pruit

Anónimo dijo...

como me gusta este blog!

Lo que leído(lo he leido rápido, aunque sé que me dentendré a volverlo a leer otras veces)...decía qué, lo que he leído, lo he leído como un golpe de oxígeno...

mayéutica

Vivir es una casualidad dijo...

[Siento el retraso en contestaros. He estado fuera y sin ordenador unos días] ;-)

- Gracias Pruit. Me gusta leerte, sé que ya lo he dicho pero quiero seguir diciéndolo. Intentemos, de verdad, recordar y ser sensibles a las cosas preciosas que nos rodean cuando hagamos como un repaso al final de un duro día. Leamos, aprendamos, escuchemos....gozemos. Viviremos quizá lo mismo pero disfrutaremos más, seguro.

- Gracias también a ti, Mayéutica :-) Yo leo también para oxigenar mi cabeza, como dices. Un saludo!

Rupit (Ricardo Texidó) / Pruit (Núria Tabares) dijo...

Entonces el placer es mutuo ;)

Pruit

26 dijo...

Amigo de las causalidades, me sorprende la casualidad de ser el seguidor 26.
saludos
veintiséis - itn

Vivir es una casualidad dijo...

Seguidor 26, bienvenido y maravillosa casualidad esta de estar ligado para siempre, mientras tú quieras, como seguidor 26 en este blog :-) Gracias y de nuevo bienvenido. Me encanta tu blog. Escribo menos de lo que quisiera en él, pero lo sigo, cuestión de falta de tiempo y de vivir ese tiempo.

Anónimo dijo...

yo nací el día 26 ;)

mayéutica

Celia dijo...

Susa... Como verás intento ponerme al día… jeje
De entrada genial con la frase de Anatolia la francesa (en Castellano) jeje . Me hace recordar el mito de la caverna (supongo que ya he generado un paradigma frente a este tipo de temas, quiero decir que mi imaginario social cuando hablo de oscuridad y tranquilidad me lleva a pensar en el mito de la caverna y otras cosas .. pero bueno no cabe ahora mencionarlo.. ;)
Yo soy una viva muestra de que al cerebro no es prudente ponerlo a dieta… lo digo por lo que desde hace dos meses no leo un solo post… y mira el resultado… cuesta, cuesta un huevo de avestruz, tengo dolor de cabeza…
Susa… estoy en varios pensamientos ahora mismo… y se me ocurre: puede ser que la curiosidad sea generada por la misma capacidad que tenemos de asombro?. Hago una unión entre el post de la humildad intelectual y este… creo que si nos sorprende algo, a medida que buscamos tenemos más facilidad para sorprendernos…. No sé … algo como esto.
La función de Feynman se entiende diferente… sí nos dijeran desde pequeños, que la misma naturaleza es matemática, sociales, física, filosofía o x cosa y la asociarán con hechos cotidianos… cómo cambiaríamos todos!... También supongo que dentro de esta afirmación esta lo que llamaste en algún post Humildad intelectual… capacidad que tienen algunos seres para transmitir el conocimiento , así sin más, y luego generar debates, modificarlos y volver a transmitirlos….ay! No sé…

Vivir es una casualidad dijo...

Querida avestruz Celia (por lo del huevo que dices) :-) en efecto, cuanto más damos de comer a las neuronas, más alimento quieren, más curiosidad tienen, más gozo experimentan y desde entonces es un no poder parar, humildemente hablando. Buena idea esa de ligar los post de la humildad intelectual y este del gozo.
Y de acuerdo en que nuestros sistemas educativos requieren un cambio radical para estimular mejor esas neuronas y despertar esas humildades, esos gozos y esas curiosidades desde la primera escuela.
Espero con curiosidad el gozo de poder leer tus siguientes comentarios ;-) Un beso

Lur dijo...

Cierto que la anorexia intelectual es invisible pero desafortunadamente no es inaudible!! Jeje
Sorprenderse de lo cotidiano es más difícil de lo que parece puesto que estamos tan inmersos en el corre-corre de nuestra sociedad y en el son que esta entona, que nos olvidamos de hacer ese alto en el camino (y escuchar nuestra propia melodía) para poder gozar de los detalles más ínfimos. Por el contrario, cuando cambiamos de sociedad, o quizás mejor decir contexto, parece que somos los máximos receptores a todo cuanto vemos, oímos, palpamos, etc… pero cuidadin! porque nos han cambiado nuestro sistema de referencia y ahora lo que nos limitamos a hacer es comparar entre lo que percibimos en ese otro lado y lo vivimos a diario… (ay, ha quedado super pesimista, no?)

Lur dijo...

Hablando del teorema del punto fijo me acordé del teorema del punto gordo; jejeje, Aquel que imposibilita que dos líneas paralelas no se crucen jamás ;-)

Vivir es una casualidad dijo...

Hola "pesimista" Lour :-)
Creo que nunca podemos dejar de comparar lo que sea con lo que nos enfrentemos de desconocido o nuevo con los referentes que tenga cada un@. Lo importante, en todo caso, creo que es tener la capacidad de dudar continuamente, para no creernos que nuestro ombligo es el único y el mejor. Lo importante es estar abiert@s a conocer otras alternativas que existen ahí fuera en el resto del mundo, y preguntarse porque son así las cosas. No dejar de hacerlo nunca te hace mantener esa sensibilidad vital intacta para estar receptiv@ a esos detallitos que, no por cotidianos, los tenemos explicados y comprendidos...y la sensibilidad vital es quizá EL MOTIVO más importante por el que nos mantenemos jovenes mentalmente.
Un besote :-)
PD: Muy bueno lo del teorema del punto gordo que permite que dos lineas paralelas se acaben juntando :-))) En clave de humor pero ese "teorema" tiene una lectura muy de acuerdo con el tema de este post de que nada es así para siempre. Gracias por rescatarlo :-)