domingo, 18 de enero de 2009

LA EXCEPCIÓN PRUEBA QUE LA REGLA ES FALSA - LA HUMILDAD INTELECTUAL

[Respuesta que dio Anna Gavalda – escritora francesa – cuando le preguntaron cuál es su lugar preferido para leer. Dijo: “La Tierra. En la luna también se debe estar bien pero debe de ser difícil pasar las páginas” :-)]

Después de este parón, más largo de lo esperado pero inevitable, hoy quiero pensar en voz alta, y de manera algo caótica, acerca de la incertidumbre de la ciencia y de los valores, acerca de la humildad. De la humildad como estilo de vida, de la humildad del intelecto, de la humildad de la ética, de la HUMILDAD con mayúsculas.

Estoy leyendo – releyendo – a Richard P. Feynman, físico, gran divulgador, gran escritor y gran pensador. Os recomiendo todos sus libros pero destaco dos: “Qué significa todo eso” y “Está usted de broma”…pero, como dijo él en unas de sus conferencias, “por si acaso ustedes están empezando a creer que alguna de las cosas que yo dije antes son verdaderas por el simple hecho de que las dije yo, en lugar de considerar las ideas en sí mismas y juzgarlas directamente, deseo destruir desde ya cualquier imagen de autoridad que se hayan podido crear con antelación”…o sea, que tanto mis recomendaciones de libros como lo que voy a escribir a continuación no son necesariamente cosas ciertas :-)

Lo que hoy llamamos conocimiento científico es un corpus de enunciados con grados de certeza variables. Ninguno es absolutamente cierto. Esta libertad de dudar es una cuestión importante en las ciencias y, dice Feynman, en otros campos. “Ha nacido la lucha por permitirse la duda, por permitirse ser inseguro. Siento la responsabilidad de proclamar el valor de esta libertad y enseñar que no hay que temer a la duda, sino que debe ser bienvenida como la posibilidad de un nuevo potencial para los seres humanos. Si ustedes saben que no están seguros, tienen una oportunidad para mejorar la situación. Quiero pedir esa libertad para generaciones futuras”.

“Toda regla tiene una excepción”, se dice. O sea que la excepción pone a prueba la regla, o dicho de otra manera: la excepción prueba que la regla es falsa. Este es el principio de la ciencia y de la vida. Las excepciones a cualquier regla son muy interesantes en sí mismas porque nos muestran que la vieja regla es falsa y es muy excitante entonces intentar descubrir cuál es la regla correcta…si la hay.

El tamaño del universo es impresionante y nosotr@s somos una minúscula partícula que gira alrededor del Sol. Es un sol entre cien mil millones de soles en la galaxia, que, a su vez, es una entre mil millones de galaxias [*al final del post hago un añadido, creo que muy interesante, sobre lo que significan realmente los llamados números grandes como los que aparecen aquí]. Mientras llegamos allí, mirad este MARAVILLOSO video. ¡No tiene desperdicio!

video!

Con las imágenes recién vistas aún grabadas en la retina, y para seguir situando al ser humano – recién llegado a este vasto mundo – en el sitio real que le corresponde, un breve inciso bioquímico: “Cualquier vida está interconectada con otra a nivel bioquímico. Hay un componente de la clorofila, un compuesto químico importante en el proceso de la oxigenación de las células de las plantas, que es un anillo bencénico. Muy alejados de las plantas están los animales, como nosotr@s mism@s, y en nuestros sistemas contenedores de oxigeno, en la sangre, en la hemoglobina, existen los mismos anillos poligonales bencénicos. Tienen hierro en su centro en vez de magnesio, por eso nuestra sangre es roja y no verde, pero son los mismos anillos. Esta universalidad de la química profunda de las cosas vivas es realmente algo misterioso y fantástico y contrasta con el orgullo de superioridad del ser humano”.

Y además de todo esto, están los átomos. Nada puede escapar a ellos. Las estrellas son átomos. Los animales son átomos. Estamos hech@s del mismo material pero con una complejidad tal que aparecemos misteriosamente viv@s.

“Es una aventura contemplar el Universo más allá del ser humano, contemplar cómo sería sin el ser humano – tal y como fue en gran parte de su larga historia y tal y como es en la gran mayoría de los lugares. Cuando se alcanza esa visión, cuando se aprecia por completo el misterio y la majestad de la materia, y entonces se dirige de nuevo esa mirada hacia el ser humano, se experimenta una sensación muy rara y excitante. Normalmente termina con una sonrisa irónica ante la futilidad de tratar de entender que es ese conjunto de átomos curiosos, que se mira a sí mismo y se pregunta por qué se pregunta. Estas ideas científicas terminan en sobrecogimiento y misterio, perdidas en el límite de la incertidumbre, pero parecen ser tan profundas e impresionantes que la teoría de que todo está dispuesto como un escenario para que Dios observe la lucha por el bien y el mal parece insuficiente. Ese Dios no parece ser suficientemente grande”.

Yo creo que soy una agnóstica mística – como dice Salvador Paniker – y frente al misterio de la realidad, muestro mi asombro radical. “No sé de nada que no sea un milagro” – dijo Walt Whitman. Yo, sinceramente, me asombro de todo.

“En este mundo hay mas religiones que mundos felices” – Ricardo Arjona.

[*Añadido prometido: Los números grandes: Adrián Paenza en su libro “Matemática ¿estás ahí?” habla de cómo tomarle el pulso a los números grandes para tener real proporción de lo que significan. Él lo que hace es compararlos con algo que pueda medir o imaginarse.

Imaginemos junt@s: en el mundo hay más de 6000 millones de personas. Eso son muchas, es un número grande. Si se pusieran fotos de todos en un libro, de manera que las hojas fueran de una decima de milímetro de espesor, colocando 10 personas por página y utilizando las dos caras de la hoja…el libro tendría 30 kilómetros de alto. Además si una persona estuviera muy ávida por mirar fotos, y tardara un segundo por página para recorrer las 10 que hay allí, y le dedicara 16h al día (por aquello de dormir lo que toca), le llevaría 28,5 años mirarlas todas…y cuando llegara al final, el libro ya habría aumentado de tamaño, porque ya seriamos aproximadamente 2000 millones de personas más, y el libro tendría otros 10 kilómetros de espesor.

Ahora pongámonos en fila, ocupando cada persona una baldosa de 30 cm de lado. De esta manera la humanidad entera formaría una cola de más de 1.680.000 kilómetros. Esto nos permitiría dar 42 veces la vuelta al mundo.

¿Qué pasaría si tod@s quisiéramos ser artistas de cine? Si cada persona apareciera nada más que 15 segundos (o sea, un poco menos de 7 metros de celuloide) se necesitarían 40 millones de kilómetros de negativo. Además, si alguien quisiera ver la película, se tendría que sentar la friolera de 2663 años.

Otro ejemplo para darse real y humilde cuenta de lo que es un número grande. ¿Qué es un año luz? Un año luz mide la distancia que la luz recorre en un año, lo sabemos. La velocidad de la luz en números redondos es de 300.000 km/segundo. Si la multiplicamos por 60, para saber cuántos km/minuto recorre, obtenemos 18.000.000 km/min. Nuevamente multiplicamos por 60, para obtener los km/hora, y nos sale 1.080.000.000 km/h. Multiplicado por 24, para tener los km/día, tenemos ya la cifra de 25.920.000.000 km/día. Y, por fin, si multiplicados por 365, tenemos que la luz recorre en un año la enorme distancia de 9.460.000.000.000 km. Realmente visto así ¡es muy lejos! ¿no? :-)]

Aquí acabo. Siento el caos del post de hoy, es el reflejo del caos que me domina cuando intento mantenerme en el micrositio en el que me corresponde estar humildemente. Me gusta vivir así. Me gusta vivir dudando para crecer.

Un humilde saludo :-)

PD: “El secreto de la sabiduría, del poder y del conocimiento es la humildad” – Hernest Hemingway.

PD: Quiero dedicar esta entrada a Rosa Lee Parks, una modesta y tranquila costurera del sur de Estados Unidos, que, el 1 de diciembre de 1955, subió al autobus en la Avenida Cleveland camino a casa después de una larga jornada. Tomó asiento detrás de los asientos reservados a los blancos sabiendo que, de acuerdo a la leyes del momento, cuando el número de blancos fuera mayor al de asientos reservados para ellos, los negros tenían que levantarse para cederles los suyos. La Sra. Parker cuando llegó el momento, serena pero firmemente, ese día se negó. La detuvieron pero la imagen de la policia arrestando a una mujer de porte humilde y equilibrado, de la que no se podía imaginar ni sombra de provocación, causó tal impacto que sirvió - para no hacer más larga la historia - para revocar esta estúpida y ultrajante norma. ¡Va por ella! [Gracias, L y C, por el regalo del librito "Mujeres que transformaron el mundo" ;-)]

11 comentarios:

herbert dijo...

Me ha gustado mucho tu blog, no lo conocía y la verdad he quedado admirado de todos los artículos. El video es asombroso y realmente te hace pensar de lo pequeños que somos respecto al resto, vaya lección de humildad. Buen trabajo y un fuerte abrazo.

Gemma dijo...

Hola escritora "casual"
Como dije en mi primer, y hasta ahora único post, he leido los tres meses de retraso con que te he conocido.
Hoy,y después de leer esta humilidad intelectual, me considero capacitada para decirte que debes de ser una mujer muy compleja, acaso ¿difícil?
Se que tus amigos me dirian que no. Igual tienes un vivir diario corriente, estoy segura de ello, peró no creo equivocarme si afirmo que en otra época, en otros tiempos, habrias sido catalogada como una filosofa o iluminada(bueno, para conseguirlo seguramente habrias tenido que nacer hombre).
Planteas reflexiones que escapan al racionamiento medio estandar. Vaya, que me he pasado largo rato pensando en cual tenia que ser el precio justo a la lámpara maravillosa sin dar con ninguna respuesta que satisfaciese mínimamente mis inquietudes.
Chapeau. Escribes y describres pensamientos ajenos pero los disfrutamos como si fuesen de primera pensada. Y a eso le añadimos ese toque "profesional" que te proporciona tu conociemiento de biologia y medicina lo que convierte tus posts en retos constantes, al menos para mentes más del montón, como la mia.
Supe que el blog prometia después de leer el primer post. Ahora no me arrepiento ni de los ratos invertidos en las lecturas, ni los invertidos en intentar responder algunas de tus múltiples preguntas.
Y para acabar déjame decirte que esa minuscula gota de polvo cósmico que somos es capaz de despertar emociones tan profundas como puede ser leer un buen post, escuchas una buena música o simplemente tener y querer a buenos amigos. Eso hace que esa mota de polvo, o esa unión de átomos sea, a mi parecer, una "casualidad" digna de mencionar. Aunque seamos millones de veces casi nada.

Vivir es una casualidad dijo...

- Gracias Herbert :-) Hay power points y videos al respecto que transmiten muy bien esa sensación de microgranito de polvo cósmico que somos que, por lo menos a mí, me ratifican en mi humildad como ser humano y consiguen que que siga sensible a las pequeñeces cotidianas por las que merece la pena y mucho seguir adelante. Un abrazo!

- Hola Gemma. Me gusta volver a verte por aquí :-) ¡Me gustan tus comentarios!
De este me encanta especialmente tu reflexión final. Así es, seremos una mini mota de polvo cósmico, un montón de átomos, pero en ese miniespacio que nos corresponde compartir y en esta época que nos está tocando vivir, hay mil y un detalles diarios y cercanos a los que soy muy receptiva, que intento mimar y de los que estoy muy pendiente, y que son también mi estímulo y mi energía para vivir....para disfrutar de esa casualidad que es mi vida.
Respecto a lo de si soy una mujer complicada o no, yo creo que en esta ocasión mis amigos te dirían que sí jejeje....pero soy yo la que te digo que no :-) Mi día a día es rutinario. Trabajo para vivir, y en mis ratos libres, me apasiona la filosofía de la ciencia,la filosfía del lenguaje y sobre todo del silencio, la antropología social/cultural, la matemática recreativa...mil cosas.
Dejame decirte, bueno lo dijo Einstein, que no hay mentes del montón (si acaso todas del mismo enorme montón) y que todos somos ignorantes, pero no todos ignoramos las mismas cosas...y ahí está lo precioso, aprender de (y con) los demás acerca de lo que ignoras, transmitir humildemente aquello que conoces y dialogar acerca de todo. Mantener viva esa curiosidad y asombro por lo que nos rodea. Yo intento hacerlo y disfruto leyendo, escuchando y aprendiendo. Si me preguntaran cual es mi profesión creo que esa sería mi respuesta: soy aprendiz, soy la eterna estudiante :-)
Miles de gracias por tus comentarios. Muchas gracias! Eres todo un estimulo para que este grupito de atomos que soy quiera seguir adelante :-)

Anónimo dijo...

De cervol volador:
Bien piolina.....Nos sorprendes de nuevo con una disertacion y discusion de lo mas acertada sobre un tema que se dado por sentado de siempre y dl cual no se piensa ni en dudar, el repaso de fisica quimica y numerologia ... me ha trasladado a tiempos antaños de cuando estudiaba...me ha gustado ...despues de esto empiezo a pensar que puedes empezar ha discutir hasta con el mismisimo Stephen William Hawking ¡¡¡¡
Un abrazo i sorprendenos de nuevo.

Anónimo dijo...

Hola Casualidad:
Como te dije me ha encantado tu blog. Sólo una cosita todavia ´somos más pequeños de lo que sale en el video pq de hecho Neptuno, que es mucho más grande que La Tierra, sólo es visible con el telescopio de hecho se descubrió por las perturbaciones gravitatorias en Neptuno, así que si Neptuno no es visible desde La Tierra imagina La Tierra desde Neptuno. Además, y de esto no estoy seguro, pero ¿LA tierra no estará en la visual del Sol y por lo tanto oculta por su brillo?. Asi que un gran trabajo y no por casualidad.

Vivir es una casualidad dijo...

- Hola Cervol Volador: Antes de nada decirte que al lado del gran S.Hawkins soy millones de veces más pequeña que nuestro planeta Tierra lo es en el Universo....vamos que ni me ve con microscopio, ni le llego a la suela de los zapatos, que se dice :-)
Me gusta esa frase que escribes diciendo que pongo sobre la mesa un tema que se ha dado por sentado y del cual no se permite ni dudar: ese es precisamente el mensaje de este post, rescatar esa duda para todo con el fin de poder avanzar. Intentaré seguir sorprendiéndote. Entre hoy y mañana cuelgo mi siguiente post en el que me voy al otro extremo. Saltaré de la enormidad del Universo y los números grandes a la pequeñez de nuestras células. Espero tus comentarios :-)

- Anónimo, gracias por tu participación. Y en efecto, tienes razón, no llega ni ese video ni muchos otros a colocarnos en el justo lugar y con el justo tamaño respecto a esa enormidad de espacio al que pertenecemos. Espero seguir viéndote por aquí :-)

Lur dijo...

A veure, partint del caos {el del univers i no el del teu post; jeje recorda allò de la humilitat:)} començaré dient que, és gràcies a aquesta humilitat que som capaços de mirar una mica més enllà del nostre melic. De fet, és ella qui ens ofereix la possibilitat de buscar i trobar el nostre lloc dins d’aquest gran conglomerat d’àtoms que és l’univers. Gràcies a ella és que podem ser crítics i no acceptar sense més les idees preconcebudes o el coneixement científic o empíric; caram! Ens permet pensar!. Reitero,és la humilitat la que ens proporciona la llibertat de decidir si volem o no reflexionar sobre nosaltres mateixos i tot allò que ens envolta, i per tant, és ella qui ens obra la porta per posar en entredit l’egocentrisme de la humanitat.
És igual si arribem a la mateixa conclusió que la que ens ofereix l’enunciat inicial o si arribem a plantejar una nova premissa, l’important és que hem acceptat el repte i hem estar capaços de pensar i assaborir l’oportunitat de percebre que tant nosaltres com les nostres aportacions son tan ínfimes com un gra de sorra enmig del desert, però no per això hem de deixar d’aportar-les i contribuir (en la mesura de les nostres possibilitats) a engrandir, si cap, la majestuositat de la natura.
PD: Boníssim el símil per entendre els números grans! Per fer-ho tb cal pensar i això és el que compte!! La necessitat de voler entendre i compendre allò que ens estant dient. Visca la humilitat de saber qui som!

Vivir es una casualidad dijo...

- Hola Lur ;-)
[Mi post también es caótico, no digas que no jeje].
Es verdad: sin humildad no hay progreso, no hay evolución, no hay capacidad de mejora. La humildad es una de las características más importantes asociadas al género humano - y que no poseen otros géneros animales que sepamos a día de hoy - que, al mismo tiempo que nos definen, nos permite crecer granito a granito. Desgraciadamente demasiada gente la coloca al final de una lista de valores inherentes al ser humano y no la practica. Somos los reyes del Universo,dicen....y una porra :-)
PD: Te propongo un ejercicio: traslada esa forma de pensar de los números grandes a más situaciones cotidianas...tomas la justa proporción de las cosas y mantiene tu humildad activa.
Un beso :-)

Celia dijo...

Ostras Susa!! Buff… cuesta…. el otro día te decía que de humildad tenía poco (me refiero con esto, a mi egocentrismo) pero de Intelecto tengo poco menos (quiero decir, lo veo complicado) Y volvemos a la discusión del otro día… del post en el que reflexionabas sobre lo que nos falta por aprender… uy! Un montón por aprender y sí además me quiero hacer intelectualmente humilde.. uyyyy.. No no no…
Coincido entonces con Walt Whitman y contigo, no recuerdo haber visto nada que no sea un milagro; y además… tengo la facilidad de asombrarme de todo, sobre todo de las cosas de la naturaleza, que tienen tanta tela de donde cortar, que eso mismo me hace asombrar...
Cada vez que quiero considerar una idea en sí misma y juzgarla… aplico una frase de santo Tomás de Aquino (Santoto, como se le conoce en el barrio) que dice algo así como “ver para creer” pero lo “acongojante” es que la física cuántica nos lleva a no tener que ver, por lo que prefiero sentarme en las palabras de Protágoras el de Abdera (al lado de St Quirze) que dijo algo así como “el hombre es la medida de las cosas; de las que son en cuanto lo son y de las que no lo son en cuanto no lo son” … eh! Admite que el tipo la clavo… vull dir.. que lo dijo hace rato y todavía seguimos en lo mismo.. jejej
Uyyy.. ahora mismo pienso, que sí llego a leer este post dentro de un par de meses, tendré otras ideas.. así que por lo pronto.. Ya va bien!

Vivir es una casualidad dijo...

Hola Celia :-)
Humilde o no, intelectual o no (no soy yo quién para juzgar nada de eso, amiga mía)....tienes lo más importante: tu capacidad de asombro ante el más pequeño detalle.
Mis doctos y respetados "vecinos" SantoTo y Protágoras tienen razón....pero como siempre pasa, tienes sólo su parte de razón, hay muchas más razones por ahí sueltas. Quiero decir que lo "fácil" es soltar y pensar semejantes y famosas máximas filosóficas....lo difícil es llevarlas a cabo. Tú nombras subliminalmente el método científico con eso de "ver para creer" así que seguro sabes a que me refiero.
Un beso y brillante comentario a pesar del tiempo de inactividad neuronal ;-) ¡Miedo me das cuando estés activa!

Anónimo dijo...

La paradoja de demostrar lo insignificante que es la tierra frente a la inmensaidad del universo, es que a sus habitantes nos deja aun más pequeños e insignificantes; así, los "rios de sangre derramada" por los guerreros apenasx quedan en ínfimos chisguetes de líquidos intrascendentes, apenas el justo tributo para dominar una ínfima fracción del punto perdido en el espacio que somos. Resulta más una parajoda que una paradoja.